Marco Aurelio en "Tienes una vida para vivir"

Marco Aurelio, apodado el sabio, (26 de abril de 121 - 17 de marzo de 180 d.C.), fue el último de los llamados Cinco Buenos Emperadores de la antigua Roma. Es considerado una de las figuras más representativas de la filosofía estoica.  Meditaciones, su gran obra, es considerada un portal de su vida interior, que perdura como pilar del pensamiento occidental.

Las preguntas que intenta responder en Meditaciones son atemporales. Todavía en la actualidad nos preguntamos: ¿Por qué estamos aquí? ¿Cómo se puede hacer frente a las tensiones y presiones de la vida diaria? ¿Cómo hacer lo que es correcto? ¿Cómo hacer frente a la pérdida y el dolor?  ¿Cómo puedo manejar la desgracia? ¿Cómo podemos vivir sabiendo que un día no lo haremos más?

Estas son algunas de las lecciones que podemos extraer del libro: 

"Cuando te despiertes por la mañana, dite a ti mismo: La gente con la que me topare hoy serán entrometidos, ingratos, arrogantes, deshonestos, y maleducados. Ellos son así porque no pueden distinguir el bien del mal. Pero yo he visto la belleza del bien, y lo horrendo del mal, y he reconocido que la naturaleza del que obra el mal está relacionada con la mía. No por sangre o nacimiento, sino por ser partícipes de la misma fracción de la inteligencia divina. Ninguno de ellos puede hacerme daño. No podrán implicarme en lo horrendo. Tampoco puedo sentirme enojado con mi prójimo u odiarlo. Hemos nacido para trabajar en conjunto como lo hacen los pies, las manos, los ojos, las filas de los dientes superiores e inferiores. Entrar en conflicto uno con otros es contrario a la naturaleza; conflicto es enfadarse y dar la espalda."

"Concéntrate cada minuto como un romano –como un hombre / mujer– en realizar lo que está delante tuyo con precisión, y con dignidad rigurosa y no fingida, con afecto, con libertad y con justicia. Libérate de todas las distracciones. Sí, puedes hacerlo, si lo haces como si fuera la última cosa que harías en tu vida, si dejaras de vivir sin un propósito, si dejaras de permitir que tus emociones prevalezcan sobre lo que la mente te dice, si dejaras de ser hipócrita, egoísta, e irritable."

"¿Te distraen las cosas externas? Entonces haz tiempo para aprender algo que valga la pena. Deja de ser arrastrado a cualquier dirección. Pero asegúrate de protegerte ante otro tipo de extravío, en el que las personas trabajan toda su vida, pero no tiene un propósito, y terminan desperdiciando su tiempo, aun cuando trabajan muy duro.”

“Aunque vayas a vivir tres mil años o tres mil veces diez mil, recuerda: no se puede perder otra vida que ésta que estás viviendo ahora, o vivir otra que la estás perdiendo. Se iguala por tanto lo más duradero con lo más breve. En efecto, el presente es igual para todos, como también lo que muere, y lo que dejamos atrás se manifiesta efímero por igual. Porque uno no puede perder el pasado, ni el futuro; ¿Cómo podrías perder lo que no tienes?"

“No pierdas el resto de tu tiempo preocupándote por otras personas a menos que afecte el bien común. Eso te impedirá que hagas cosas inútiles. Sino estarás preocupado por lo que hace fulano, por qué, qué está diciendo, qué se propone, y todas las otras cosas que te impiden actuar con rectitud. "

“Olvida todo lo demás. Quédate solo con estas pocas cosas y recuerda que cada uno de nosotros solo vive este presente efímero. Lo demás o ya está vivido o es incierto..."