La curva de aprendizaje: Por qué algunas personas logran alcanzar el éxito

"La gente no decide su futuro, su futuro lo deciden sus hábitos y sus costumbres." - F.M. Alexander

Por varias décadas, la psicóloga Carol S. Dweck, profesora de Stanford y autora de Mindset, ha investigado los campos de la motivación y el por qué algunas personas logran alcanzar el éxito (o no), y cómo podemos fomentarlo.

Dweck, en sus investigaciones, encontró cómo los niños enfrentan los retos y las dificultades generando dos modos de pensamiento.  Los que adoptan el modo de pensar en “crecimiento” (growth mindset), es decir que afrontan los retos de una manera muy positiva, piensan en grande y buscan desarrollarse; y los que adoptan una mentalidad “fija” (fixed mindset), a los que les resulta muy desmotivador el fracaso y sienten juzgada su inteligencia en esos mismos retos. 

Los estudiantes con la mentalidad de “crecimiento” (como ella los llama), emplean mejores estrategias de aprendizaje, encuentran satisfacción en el reto, encuentran positivo el esfuerzo y logran mejores resultados que sus pares de mentalidad “fija”. Estos últimos son más propensos a poner límites en su vida por temor al fracaso, lo que limita sus posibilidades de desarrollar su potencial.

Dweck señala que podemos cambiar nuestra forma de pensar para lograr cambios. Al igual que cualquier otro hábito, podemos fijar la mente en “pensar en grande”, en pensar que todavía podemos aprender y lograr desarrollar nuestro cerebro, hasta que obtenemos la rutina de pensar en “no ponernos límites”.

En noviembre del 2014 se presentó en TED donde compartió más detalles sobre sus investigaciones y explicando cómo el modo de pensar impacta en la motivación y el rendimiento.

Angela Lee Duckworth, psicóloga de Harvard, también ha investigado sobre el tema. Ella encontró que muchos de los niños que destacaban, que desarrollaban el secreto del éxito,  no eran aquellos que tenían el coeficiente intelectual más alto, sino aquellos que se esforzaban más de manera constante. Es decir, nuevamente rescatamos la importancia del desarrollo de los hábitos y las virtudes.

“La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que rara vez ocurren, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días” - Benjamin Franklin